Elfos (Aen Seidhe)

Los Elfos son una de las Razas Antiguas, junto a los gnomos y los enanos. Los elfos conocidos como Aen Sidhe se trasladaron al Continente en sus naves blancas mucho antes que los humanos, pero después que los gnomos y enanos. Los Elfos viven mucho más que los humanos y suelen ser muy atractivos. Sus rasgos característicos incluyen orejas puntiagudas y dientes pequeños e iguales, sin colmillos. Los elfos son capaces de aparearse con los humanos (medio-elfos) y con las dríades.

Los elfos son arrogantes y orgullosos y, a lo largo de muchos siglos, han desarrollado una cultura elevada y sofisticada. En la actualidad no quedan muchos, y están en conflicto continuo con la civilización humana, a menudo perseguidos por los Norteños. Por eso, muchos elfos se alistaron en la guerrilla Scoia’tael, aliándose con Nilfgaard durante la invasión de los Reinos del Norte por el Imperio. A cambio, el Emperador Emhyr var Emreis les concedió un estado propio en Dol Blathanna y nombró a Enid an Gleanna como su reina.

Elfos
Elfos

Los Elfos tienen la creencia que fueron creados, a diferencia de los humanos, que evolucionaron. Por este motivo, algunos elfos consideran a los humanos como poco menos que simios sin pelo.

Además de los Aen Sidhe, existe otro grupo de Elfos llamados Aen Elle que habitan otro mundo.

  • Ágiles: Los elfos son gráciles y ágiles. Comienzan con un d6 en Agilidad en lugar de un d4.
  • Forastero: Los elfos son recibidos con suspicacia por la sociedad humana, y ya que son mayoría, de ahí que reciban la desventaja de Forastero.
  • Visión en la penumbra: Los ojos de los elfos son capaces de ver en las condiciones más adversas. Ignoran las penalizaciones al ataque por poca luz u oscuridad.
Anuncios