«Puede ser que Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta».

Atribuida al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt (1882 – 1945), aunque perteneciente a Cordell Hull (1871 – 1955), secretario de Estado de Roosevelt.

Anuncios