Los sith eran una orgullosa y violenta especie de humanoides que evolucionó en Korriban, un planeta del sistema Horuset situado en una aislada región del Borde Exterior llamada Caldera Estigia.

Los antiguos sith eran guerreros, competitivos y ambiciosos, y empleaban la fuerza para dominar y sojuzgar a sus enemigos. Hace tres mil años, un Jedi y sus seguidores que huían de la persecución que sufrían a causa de sus ideas “heréticas”, descubrió la especie Sith de Korriban. Se sorprendieron al encontrar que las relativamente primitivas especies mostraban un conocimiento de la fuerza muy avanzado. Los Jedi decidieron subyugar a los sith y arrebatarles sus conocimientos. Aunque los sith contraatacaron con la intención de proteger sus secretos, al final fueron superados por la superior tecnología y entrenamiento de sus invasores. Los sith fueron esclavizados por sus amos, los Jedi Oscuros. Durante cientos de generaciones los dos grupos se mezclaron, los Jedi Oscuros apreciaron que la cultura y sociedad sith se adecuaban bien a su filosofía. En poco tiempo la élite gobernante de Korriban se componía completamente de la descendencia híbrida de los Jedi Oscuros y los sumos sacerdotes sith. Esta hibridación dio como resultado una ambiciosa e implacable raza, los sith purasangre.

Sith purasangre
Sith purasangre

Genéticamente hablando, el término sangre pura, es un nombre inapropiado, ya que todos los sith modernos son híbridos, producto de la unión de la oscuridad de los antiguos Jedi y de la especie original sith. Sin embargo, el término sirve para distinguir a los que llevan suficiente cantidad de sangre de la antigua raza como para ser evidente por sus rasgos.

Aunque tenían prácticas supuestamente primitivas como el sacrificio de seres inteligentes, tenían un fuerte sistema de castas, y estaban en un estado de guerra casi constante, su civilización era bastante sofisticada: no veían a estos actos como crueles y barbáricos, simplemente como aspectos básicos de la existencia. Su sistema de castas incluía a la dócil y humilde clase de los esclavos, la inteligente y hábil clase de los ingenieros, la sacerdotal clase kissai, y la guerrera clase massassi. Al contrario que en otras especies, no hay diferenciación fisiológica entre las castas.

Los sith son muy parecidos a los humanos, aunque su piel es de un característico color carmesí, ligeramente más claro al nacer. No obstante, algunos individuos mantienen esta coloración más clara al hacerse adultos.

En la mayor parte de los casos, el pelo es del mismo color que la piel. Sus ojos son siempre de un característico color amarillo.

Algunos linajes sith presentan diversas protuberancias oseas a lo largo de su cuerpo, como en los codos o encima de las cejas. Estos rasgos proceden de su especie original, y están claramente en recesión, por lo que en un par de generaciones seguramente hayan desaparecido.

Como detalle curioso hay que destacar que la mayor parte de la especie es zurda, y solo un 2% o 3% de los sith pura sangre son diestros.

Sith Purasangre

  • Arrogante (-2): Los sith purasangre creen en la superioridad de su especie. Deben humillar a sus oponentes, e incluso desafiar al “líder”.
  • Resistente (+3): El avanzado metabolismo de los sith purasangre los hace muy resistentes al dolor y las heridas. Un segundo resultado de Aturdimiento en combate no causa una herida.
  • Visión en la penumbra (+1): Los ojos de los sith purasangre amplifican la luz. Ignoran las penalizaciones por mala iluminacíon excepto por oscuridad total.
Anuncios