«No hay nada más fácil que censurar al malhechor; nada más difícil que comprenderlo».

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski, novelista ruso (1821 – 1881)

Anuncios