En las tierras del Continente existen diversas fes y religiones, aunque entre los reinos norteños la más extendida es el culto de Melitele.

En los últimos años la iglesia de Melitele ha encontrado un rival en el Culto del Fuego Eterno, procedente de Novigrado, especialmente por sus intolerancia hacia otras creencias.

577290234

Coram Agh Tera

El culto de la Araña cabeza‐de‐león o Coram Agh Tera es una de las religiones del Continente. El culto hace sacrificios sangrientos para su dios cruel y las sacerdotisas son conocidas por sus poderosas
maldiciones.

Los adoradores de Coram Agh Tera le consideran como el Gran Tejedor, que teje los destinos de los humanos en una gran red. La red se expande y corrige constantemente. Algunas veces algunos hilos se rompen con el resultado de la muerte repentina de alguien. Cuando una persona se suicida, su hilo es roto y es devorado por Coram. Por lo tanto es adorado como el dios de la muerte repentina e impredecible. Sus templos normalmente están llenos de huesos de humanos y calaveras encendidas con fuego verde.

La mayoría de los adoradores son gente que pasaron una gran tragedia (por ejemplo la muerte de un ser amado) o gente que está en contacto constante con la muerte, al que le encanta infligir penas y sufrimientos, como verdugos, soldados o bandidos. Todos ellos son traídos a la visión del culto sobre el Mundo, donde la muerte es una constante, incluso querida, parte de la realidad. Se necesitan los sacerdotes para mantener la red de Coram limpia “rompiendo los hilos” de algunas personas.

Prohibida poco tiempo después de su fundación, sus seguidores se escondieron y siguieron adorando al Gran Tejedor en secreto. Hoy en día es una religión sin una estructura formal, escondiendo sus templos en lugares remotos, y que no es tan perseguida como antaño, aunque hay lugares como Temeria en la que sus seguidores son tratados como asesinos.

Culto del Fuego Eterno

Los creyentes del Fuego Eterno creen en la llama que no muere como símbolo de supervivencia y guía a través de la oscuridad. La ven como un heraldo del progreso y de mejores días por venir.

Los Clérigos del Fuego Eterno supervisan la fe al igual que los templos, donde las llamas están encendidas constantemente.

La Orden de la Rosa Llameante es el brazo militante del culto. El culto es una fe muy agresiva que lucha contra todos los seres anormales, cómo no humanos, brujas, y por supuesto, bestias. En ocasiones, incluso los Brujos no son bienvenidos en ciudades que creen en el Fuego Eterno.

Dagon

Dagon, el dios subacuático, adorado por los vodyanoi y una secta humana, espera en el fondo del Lago Vizima por la correcta alineación de los astros para subir a la superficie. Dado que no está claro cuando sucederá esto (o si pasará), pasa el tiempo aterrorizando a todo lo que vive en el lago o sus cercanías.

Dagon es la personificación de la fuerza y la furia, y cuando alcanza la orillas, se convierte en la destrucción reencarnada. Libros prohibidos como los Himnos de Locura y Desesperación describen cómo invocarlo.

Freya

Freya es la diosa de la fertilidad, amor y belleza, y es conocida también cómo la Gran Madre. Porta un collar mágico llamado Brisingamen y es adorada principalmente por la gente de las Islas Skellige.

La principal representación de Freya es una enorme estatua en la que aparece cómo una mujer con un embarazo muy avanzado y túnica. De acuerdo a las leyendas, Freya recorre las islas disfrazada como un gato. Tiene en gran estima el amor por la tierra, la vida familiar, y la protección de los animales, además del amor y la fertilidad. Observar estos valores es el mayor tributo que se puede ofrecer a la diosa.

Kreve

Kreve es el padre cielo en el panteón norteño, y se le asocia con la energía, el poder, la toma de decisiones, espontaneidad, y defensa de la propiedad. Su símbolo es un rayo, y es muy popular entre soldados, caballeros, monarcas y gente que asume riesgos.

El mandamiento básico de los seguidores de Kreve es la lucha contra el mal, entendido tanto de manera interna, desafiando a las debilidades propias, como de manera externa, en la que el mal significa todo lo que amenace la vida de la gente, su salud, alma o propiedades. Esta es la razón por la que el clero de Kreve son excelentes exorcistas, además de enemigos declarados de los magos y de cultos exóticos, paganos o sectarios como el de Coram Agh Tera o Lilith. También expresan prejuicios contra no humanos que no se encuentre integrados en su cultura. El brazo militante de Kreve, la Orden de la Rosa Blanca fundada por Hugues de Napeys, contribuyeron de manera activa al exterminio de los Vran y la supresión de la rebelión de Aelirenn.

El Culto de Kreve colabora de manera intensa con el culto del Fuego  Eterno. Los sacerdotes de Kreve discuten a menudo con las sacerdotisas de Melitele pero pueden colaborar con ellas en cuestiones importantes. En cambio, son enemigos juramentados de los adoradores de la Araña cabeza-de-león.

Lilith

Lilith (o Lilit) es una diosa malvada (o demonio según algunas fuentes) aún adorada en el este bajo el nombre de Niya. Se dice que regresará al mundo para traerle su perdición.

El Hechicero Eltibald, profeta para algunos, loco para otros, proclamó que que había descifrado las antiguas leyendas Dauk, Wozgor y bobołak, que relacionaban el regreso de Lilith con el eclipse conocido como Sol Negro. Su camino de regreso será preparado por “sesenta mujeres portando coronas doradas, que inundarían los valles fluviales con sangre”, lo que interpretaba como hijas de familias reales nacidas durante o después del eclipse.

Melitele

Melitele es una diosa madre adorada en los Reinos del Norte, siendo la religión más extendida. El centro de su culto es el templo del ducado de Ellander.

La diosa de tres formas, niña, mujer, y anciana, extiende sus cuidados sobre sus hijos. Sus seguidores no están compuestos sólo por mujeres, ya que los hombres también le rezan.

Los Clérigos de Melitele predican amor y paz, y regentan muchos hospitales, refugios y orfanatos.

Señores del Agua

Los Señores del Agua son adorados entre los fabricantes de ladrillo de los pantanos de Vizima. Dirigidos en el culto por los ancianos de sus pueblos, rezan a diario a estas misteriosas criaturas. Es muy probable que en realidad los Señores del Agua sean vodyanoi, en cuya adoración se mezclaría los mitos del culto de Dagon.

Veyopatis

Dios olvidado del Valle Pontar, aún es adorado en algunos asentamientos forestales, pero los tiempos de su grandeza y popularidad están ampliamente superados. Unas cuantas sacerdotisas y brujas aún le realizan ofrendas, aunque el pueblo llano no quiere formar parte en sus ritos.

En la era de la colonización humana, Veyopatis era un dios guardián, en ocasiones asociado a los ríos de los que los humanos sacaban provecho. Protegía a los humanos de los peligros de los bosques, y varas con su efigie marcaban el límite entre las tierras “domesticadas” y las salvajes e indómitas. Veyopatis les daba pescado, les ayudaba a navegar y su nombre se usaba como protección contra las bestias. Aún así, era petulante y feroz.

Los que vagan por los bosques y encuentran ídolos de de piedra de con mandíbulas abiertas creen que son feroces monstruos en lugar de un dios amado en el pasado.

Anuncios