Las tres principales naciones del mundo de Nausicaä son la Nación durku, el Gran Reino de Tormekia y los estados periféricos del Territorio Tribal (que formaron parte en el pasado del Reino de Eftal).

Nausicaa mapa v01

Nación Durku (Confederación de Principados)

Durku (o Dorok) es la región meridional del mundo de Nausicaä. Se constituyó por la unión de cincuenta y un Principados, que van desde ciudades medianas a pequeñas tribus, todas bajo el gobierno del Santo Emperador y el concilio de sacerdotes.

Cada principado tiene al menos un sacerdote anciano (o un Santo) como gobernante, con varios monjes a su cargo como aprendices (sólo varones, las mujeres no pueden ser sacerdotes o monjes). Los principados de mayor tamaño pueden tener varios ancianos, pero sólo un Santo.

La mayor parte de las tierras Durku son vastos desiertos. No obstante, a medida que se viaja al sur, la tierra se vuelve más fértil, más adecuada para la agricultura y la vida. Los desiertos son el hogar de numerosas tribus de bandidos.

En Durku son muy habituales los nacimientos de niños con poderes paranormales. Casi la mitad de los miembros del Concilio de Monjes poseen capacidades telepáticas, telekinéticas, o curativas. Cuando se descubre a un niño con poderes es enviado a la Ciudad Sagrada de Shuwa (en ocasiones en contra de su voluntad) para recibir entrenamiento.

Tormekia

La nación de Tormekia es un estado militarista dirigido por una familia Imperial y una aristocracia, cuya capital es Tras. Sus poderosos ejércitos patrullan las calles y las fronteras del reino, mientras la nobleza y la familia real se enzarza en complejas tramas políticas.

Las intrigas internas son un rasgo distintivo de la familia real. Cada príncipe, barón y duque con al menos una gota de sangre real en sus venas planea cómo reclamar el título de Emperador Vai.

Aunque Tormekia es un a nación joven, sus soldados son respetados, por su entrenamiento y dedicación.

Los estados periféricos

Los estados periféricos son ciudades estado autónomas en lo que se conoce como el Territorio Tribal. No forma parte de Tormekia, pero tienen antiguos tratados que los atan como aliados del Emperador Vai. En época de guerra, los estados periféricos deben proporcionar tropas y aeronaves a cambio de su independencia de Tormekia.

En el pasado estos estados formaron parte del Reino de Eftal, desaparecida por una guerra civil y por el Tercer Daikaisho. Los estados periféricos son Kuwan, Semo, Valle del Viento, Valle de Waji, Valle de Arena, Pejite, y Pagase.

El Valle del Viento
El Valle del Viento

El principal problema al que se enfrentan es su relativa cercanía a la Zona Contaminada, lo que se traduce en una población escasa, por la baja natalidad y la muerte de los jóvenes por la contaminación.

Otras poblaciones

No toda la población mundial forma parte de los dos grandes imperios o de las naciones estado. Existen grupos que prefieren mantenerse al margen. Mercenario, bandidos, comerciantes forman algunos de estos grupos.

Bandidos

Grupos de bandidos acechan en los desiertos fronterizos de la Zona Contaminada, asaltando a viajeros incautos, y en ocasiones asaltando pequeñas poblaciones.

Se equipan con lo que puedan encontrar, pero casi todos prefieren armas y piezas Dorku, ya que son construidas pensando en los rigores del desierto.

Domadores de gusanos

Los Domadores son descendientes de mercaderes de armas de la época del Reino de Eftal. Hoy son una tribu de cazadores que vive en los márgenes de la Jungla tóxica. Se dedican a la doma de gusanos-babosa, que usan como sabuesos rastreadores, alquilándose a sí mismos como mercenarios. Los Domadores son rechazados por muchos otros, como si su forma de vida y su contacto con los insectos los convirtiera en “intocables”.

Hombres del bosque

Considerados por muchos una leyenda de los Domadores de gusanos, los Hombres del bosque son un pequeño grupo de nómadas que han abandonado el fuego, el metal y la cerámica. Viven por completo dentro de la Jungla tóxica, y están en paz con las criaturas que hay en ella. Son tenidos en gran estima por los Domadores de gusanos, y ambas culturas parecen tener raíces comunes.

Sus ancestros advirtieron la llegada del Daikaisho y la destrucción del Reino de Eftal, y decidieron coexistir con el bosque para asegurar su supervivencia.

Anuncios