El Pozo Superprofundo de Kola (KSDB) o SG-3 es el nombre del proyecto de prospección científica desarrollado por la URSS para conocer la composición de la corteza terrestre.

Кольская сверхглубокая скважина crop.jpg
Кольская сверхглубокая скважина crop” by Andre BelozeroffСтраница автора на Panoramio.com. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.

De 1970 a 1994 sus instalaciones en la peninsula de Kola (en el óblast de Múrmansk, a 10 kilómetros al oeste de la ciudad de Zapoliarni) perforaron lentamente la corteza terrestre para crear el agujero más profundo de la tierra, alcanzando los 12.262 m. Aunque en la actualidad este récord pertenece al pozo Z-44 Chayvo con 12,376 metros, sigue siendo el pozo no de extracción más profundo.

El pozo de Kola consiste de varias perforaciones que parten de uno central. La perforación comenzó el 24 de mayo de 1970, empleando perforadoras Uralmash-4E y, posteriormente, Uralmash-15000. El pozo más profundo, el SG-3, se completó en 1989, con un diámetro de 214 mm.

Los trabajos de perforación se detuvieron en 1992 debido a las altas temperaturas encontradas de manera inesperada, aunque se continuaron con el análisis de los datos obtenidos. Según las predicciones de los gradientes de temperatura se esperaban 100 ºC, aunque se alcanzaron los 180 °C.

También fue inesperado el descenso en la densidad de la roca, con una alta permeabilidad. Esto, junto con la alta temperatura hacía la perforación imposible, ya que la roca se comportaba más cómo un plástico que cómo un sólido.

Después del cierre de las perforaciones, continuaron con el análisis de los datos, clausurándose el proyecto finales del 2005 por falta de fondos. Las instalaciones fueron clausuradas y abandonadas en 2008.

Aquí acabaría la historia de uno de los logros más impresionantes de la ciencia, aunque el pozo aún tendría algo más que contar.

El camino al infierno

En 1989 unos científicos rusos habrían perforado un pozo hasta una profundidad de 14,5 kilómetros, momento en el que se encontraron una cavidad. Al introducir equipos de medición, descubrieron que la temperatura era de 1,100°C, y que los micrófonos grabaron 17 segundos de audio antes de que se fundiesen los micrófonos:

Al escucharlos, muchos científicos dimitieron al creer que estaban escuchando el mismísimo infierno. Los que permanecieron en la perforación tuvieron una visión terrorífica por la noche. Una nube de  llamas surgió del pozo, adoptando la forma de un enorme demonio alado al tiempo que se formaban la frase “He conquistado” en ruso. Posteriormente, un equipo médico habría suministrado a los testigos un sedante para eliminar su memoria a corto plazo.

La verdad

Para empezar, la historia habla de un pozo en Siberia que se identifica con el de Kola, aunque este no se encuentre ni remotamente cerca.

Y para seguir, los sonidos infernales se parecen misteriosamente a la banda sonora de la película Baron Blood:

Entonces, ¿de donde procede esta historia?

A partir de 1989 esta historia apareció en varias publicaciones cristianas europeas, cómo boletines y pequeños periódicos, citando la historia varios evangelistas y estudiosos de la Biblia como una prueba de la existencia del infierno. Al poco la historia se propagó, especialmente en los Estados Unidos, mediante tabloides, páginas de internet y la cadena religiosa  Trinity Broadcasting Network (TBN).

Y así tenemos la leyenda urbana del Pozo del Infierno.

Anuncios