— Uno de los más famosos ladrones de Vizima intento escapar de su último robo a través de las alcantarillas. No obstante, su botín era tan pesado y su avaricia tan grande, que se murió ahogado intentando conservarlo, aunque sus hábitos perduraron a la muerte. Ahora vive en el lago Vizima, convertido en el líder de los sumergidos.

— Naiad, ninfa de Orillas del Lago

Los anegados son en realidad sumergidos particularmente fuertes y peligrosos. La gente sencilla no aprecia la diferencia entre los sumergidos y los anegados, ambos son igualmente mortíferos. No obstante, podemos suponer que las leyendas más lúgubres de canallas ahogados hablan de los anegados y no de los sumergidos.

AnegadoSu origen es el mismo que el de los anegados, criminales más allá de toda salvación que murieron ahogados en las aguas de lagos y lagunas. El destino les negó cualquier oportunidad de enmendar su camino y volver a la sociedad, y mantuvieron su vileza tras la muerte, dedicándose desde entonces a ahogar a ciudadanos inocentes.

Los anegados son criaturas de la noche; aparecen en los bancos de charcas, lagos y ríos. Desde ahí acechan a sus victimas.

Estas criaturas envenenan a sus víctimas con cadaverina; a menudo atacan como grupo o dirigiendo a varios sumergidos.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6, Espíritu d6, Fuerza d8, Vigor d8

Paso: 6; Parada: 6; Dureza: 10 (2)

Habilidades: Advertir d6, Intimidación d8, Nadar d6, Pelear d8

Capacidades especiales:

  • Acuático
  • Armadura: Escamas 2.
  • Debilidad (armas de plata): Las armas de plata le hacen +2 de daño
  • Garras: Daño FUE.
  • Muerto viviente: +2 Dureza; +2 a recuperarse de Aturdimiento; ataques apuntados no causan daño extra.
  • Veneno: Cadaverina
Anuncios