¡Evitad el pecado! ¡Renunciad a las malas acciones! Y si el mal amenaza con abrumar vuestra voluntad, ¡reflexionad sobre el destino de los arrabales de  Vizima! ¡Recordad los horribles barghests que les azotaron y arrepentíos!

— “Sermones para Festivales y Funerales,” por el Reverendo Yomen de Tretogor

Hay quienes dicen que son perros ordinarios transformados en monstruos por alguna maldición; otros creen que vienen desde el mundo espiritual para atormentar a los habitantes de la ciudad. Grupos de barghests aparecen de la nada, en mitad de la noche, para matar a aquellos que llegan tarde a casa.

La gente dice que los barghests son espectros que se materializan como terribles perros y que persiguen a los vivos. De acuerdo con algunos cuentos del pueblo estos monstruos son los rastreadores de la Cacería Salvaje. Otras leyendas dicen que los fantasmas aparecen como una señal de represalias divinas y guardan venganza. Sin embargo, todas las historias coinciden en un punto: los barguests no muestran piedad hacia los vivos.

Los barghests son fantasmas procedentes del Hades, pero deben ser convocados, ya que no vagan sin motivo por el mundo material. Son susceptibles a la plata.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6 (A), Espíritu d6, Fuerza d10, Vigor d8

Paso: 10; Parada: 6; Dureza: 9

Habilidades: Intimidar d8, Notar d6, Pelear d8, Sigilo d6

Capacidades especiales

  • Etéreo
  • Impávido
  • Debilidad (armas de plata): las armas de plata le hacen +2 de daño
  • Despiadado: Los barghest atacan siempre a los puntos vulnerables. Con un incremento en su tirada de ataque, golpea siempre a la localización con menos armadura.
  • Mordisco: Daño FUE.
  • Muerto viviente: +2 Dureza; +2 a recuperarse de Aturdimiento; ataques apuntados no causan daño extra.
  • Tamaño +1: Los barghest miden más de dos metros de largo y casi un metro veinte de altura.
  • Visión espectral: No sufren penalizaciones por escasa o nula visión.
Anuncios