Olimpo es el escenario principal de Appleseed, una isla artificial del tamaño de Inglaterra, situada entre las islas Azores y las Canarias, lo que le otorga un clima cálido casi todo el año.

 

Olympus

Olimpo es una utopía creada por el hombre, con una cuidadosa planificación que incluye la misma isla y las siete ciudades inteligentes: Bezekric, Gaia, Akatendai, Anemos, Suiten, Kirin, y Kanihama. La isla artificial tiene un clima tropical, en la que se asientan las diferentes urbes, algunas de las cuales son las arcologías más modernas de la Tierra.

Este modelo de planificación, incluyendo su diseño estructural (y el de la tecnología usada) reside en un principio básico Simplicidad Funcional, Complejidad Estructural. En si misma, la ciudad es un organismo vivo, que es capaz de adaptarse a las necesidades de la ciudad. No es de extrañar que prácticamente todos los proyectos de reconstrucción que se realizan en la Tierra en la actualidad usen el mismo modelo.

Un ejemplo son las edificaciones, muchos con superficies acristaladas que sirven para recoger la luz solar y transformarla en electricidad. Esto consigue que la mayor parte de la iluminación de la ciudad proceda de energía solar, así cómo la necesaria para el tráfico, el cual en su mayoría está automatizado.

olympus-air-1
Pero como todas las utopías, Olimpo tiene su lado oscuro. Aparte de los problemas externos que le causa su posición de facto de “policía mundial”, la ciudad tiene que enfrentarse a diversos problemas de índole interno. Algunos son viejos conocidos, como derechos laborales y políticos, o el sistema sanitario. Pero otro es exclusivo de ella, las tensiones existentes en la población, que con algo más de 1.650.000 personas, son un explosivo combinado de humanos y bioroides, con algunos pocos ciborgs.

La población humana temen que los bioroides los desplacen, impulsados por planes secretos de Gaia. Además, ven con suspicacia a los ciborgs, ya que muchos proceden de trasfondos militares o policiales, lo que les convierte a sus ojos en potenciales amenazas.

Anuncios