Escuchó un canto. No entendía las palabras, no podía siquiera identificar la lengua de la que procedían. No era necesario. El brujo sabía, sentía y comprendía la propia naturaleza de este canto, apagado, terrible, que introducía en las venas una ola de amenaza, que producía entorpecimiento y falta de voluntad.
El canto se interrumpió violentamente y entonces la vio.

Estaba junto al lomo del delfín en el estanque seco, abrazando la enmohecida piedra con unos pequeños brazos, tan blancos que parecían transparentes. Por debajo de la tormenta de negros cabellos brillaban dos ojos clavados en él, enormes, muy abiertos, del color de la antracita.

— El último deseo, Andrzej Sapkowski

silueta-cuervo-300pxBelleza y bestia en una: un vampiro femenino con un cuerpo precioso y un apetito insaciable por la sangre. La bruxa es peligrosa por dos razones: es increíblemente ágil, resistente al acero y también es una manipuladora capaz de cambiar a cualquier hombre a su antojo.

Acechan en cuevas, en ruinas y casas abandonadas, casi siempre cerca de poblaciones humanas.

Tw2_journal_bruxaLa bruxa es lo que se conoce como un alto vampiro, una criatura posterior a la Conjunción de las Esferas, una intrusa en nuestro mundo. Aparece como una mujer atractiva, pero cuando está hambrienta o ataca a sus presas, su forma es terrorífica. Como los vampiros, beben sangre con la que obtener energía. En muchas ocasiones encuentran una víctima para de la que se hacen su amante para mantener además un suministro constante de energía.

Con respecto a los mitos vampíricos, encuentran el olor del ajo como socialmente inconveniente como mucho. Y consideran a los símbolos sagrados interesantes ejemplos de artesanía. Soportan bien la luz de sol, aunque preferen la oscuridad de la noche. Así que en general, todos esos mitos no se cumplen con las bruxas, aunque afortunadamente la plata si que les afecta.

Las bruxas más jóvenes o menos poderosas se reúnen en ocasiones formando bandas, para poder cazar con mayor facilidad. Si se sienten amenazadas, atacan con sus garras para despedazar a sus víctimas, deteníendose sólo para saborear la sangre de un enemigo moribundo. La mayor amenaza es sin duda su voz, ya que puede emitir un chillido con el que puede tumbar hasta a hombres adultos. En algunos casos, la fuerza de la onda de choque es tal que puede provocar una ceguera temporal.

Poseen un gran control sobre su metabolismo, por lo que los venenos son ineficaces contra ellas.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6, Espíritu d6, Fuerza d10, Vigor d8

Paso: 6; Parada: 6; Dureza: 6

Habilidades: Intimidar d8, Notar d6, Pelear d8, Persuadir d8, Sigilo d6

Capacidades especiales

  • Cambiaformas: La bruxa adopta la forma de una mujer atractiva, pero cambia de forma de manera automática a la suya verdadera cuando está hambrienta o en combate. Cuando terminan estas condiciones, puede volver a la forma de mujer atractiva como una acción automática
  • Chillido: Tirada de Espíritu contra todos los objetivos vivos en un radio de 6″, inflige 2d10 de daño sónico. Con un incremento, la víctima sufre los efectos de Ceguera, como el poder (página 160 del manual básico)
  • Debilidad (aceite de vampiro): Una bruxa rociada con aceite de vampiro queda fatigada de inmediato.
  • Debilidad (armas de plata): Las armas de plata le causan +2 de daño
  • Garras: Daño FUE+d6
  • Inmunidad: Venenos
  • Invisibilidad: La Bruxa puede hacerse invisible a voluntad, sus enemigos sufren -4 a sus ataques
  • Muerto viviente: +2 Dureza; +2 a recuperarse de Aturdimiento; ataques apuntados no causan daño extra
  • Vuelo: La Bruxa puede volar con un Paso de 6, Trepada 0
Anuncios