«¿Cerebros? ¡No creo en cerebros! Usted no tiene ninguno, lo sé, señor».

Atribuida como reprimenda a subordinado por parte del Príncipe Jorge, duque de Cambridge y Comandante en Jefe del Ejército Británico (Jorge Guillermo Federico Carlos, 1819 – 1904).

Anuncios