Los krogan son una especie de grandes reptiles bípedos nativos del planeta Tuchanka, un mundo conocido por su duro medio ambiente, escasos recursos y sobrepoblación de peligrosos depredadores. Desafortunadamente, a medida que la sociedad krogan evolucionaba, también lo hacía su armamento.

Krogan-protectorateHace cuatrocientos años, al comienzo de la edad nuclear de los krogan, pequeños conflictos por reclamar los reducidos territorios capaces de albergar vida se convirtieron en una guerra global. Se emplearon armas de destrucción masiva, que convirtieron a Tuchanka en un páramo radiactivo. Los krogan se vieron reducidos a primitivos clanes guerreros que luchaban para sobrevivir al invierno nuclear que ellos mismos había creado, un estado en el que seguirían si no los hubiesen descubierto los salarianos doscientos años después. Con la ayuda de los salarianos, los krogan fueron “actualizados” e integrados en la sociedad galáctica. En agradecimiento, los krogan ayudaron con su número y capacidad militar a combatir las incursiones kilrathi que sufrían varios sistemas salarianos.

Desafortunadamente, tras erradicar la amenaza kilrathi, la especie krogan con su rápida expansión se vio como una amenaza para la galaxia, por lo que los salarianos decidieron ponerles freno. Esto marcó el comienzo de las “Rebeliones Krogan”, que no acabaron hasta que los turianos, por encargo de los salarianos, liberaron el genófago. Esta “infección” genética esterilizó a prácticamente la totalidad de la especie krogan. A menos que se encuentre una cura, los krogan seguramente desaparecerán en unas pocas generaciones.

Tras la liberación del genófago, los krogan ya no pueden asimilar las bajas de sus clásicos ataques estilo horda. Hoy en día se han convertido máquinas de combate, bien armadas y equipadas, duros y brutales, pero metódicos y disciplinados. Usan cualquier medio para alcanzar sus objetivos, sin importarle la moralidad de sus acciones. Lo único que les importa es lograr lo que quieren con pocas bajas krogan.

Los krogan guardan un profundo resentimiento, tanto a los salarianos por querer exterminarlos, como a los turianos por ser su herramienta y al resto de la República por no impedirlo. Este resentimiento, así como el pesimismo acerca de la supervivencia de su especie hace que lo krogan sean por lo general, seres solitarios. Acompañando a este pesimismo, los Krogan no le ven sentido a construir un futuro; para ellos no lo hay. Viven con una actitud de “matar, saquear y piensa en ti mismo, que mañana moriremos”.

Los clanes supervivientes de la guerra se han reunido formando un protectorado, con el objetivo de aunar esfuerzos para asegurar la supervivencia de su especie. No tienen una estructura social firme, y cada clan tiene autonomía sobre su territorio, aunque mantienen un consejo de clanes para decidir sobre materias de interés común. Las hembras krogan raramente abandonan sus mundos, centrándose en reproducirse en un intento de mantener la población Krogan. Las pocas hembras fértiles que son capaces de dar a luz son tratadas como trofeos, para ser conquistadas o intercambiadas por botín.

krogan

Anuncios