—El hechicero Stammelford —le interrumpió el capellán, adquiriendo de nuevo un tono y un gesto de profesor de la academia— cambió de lugar una montaña porque le estorbaba la vista desde su torre. Nadie ha sido capaz nunca, ni antes ni después, de realizar algo parecido. Porque Stammelford, según se cuenta, tenía a su servicio a un d’ao, un genio de la Tierra. Existen noticias de hechos de parecida escala de otros magos. Olas enormes y lluvias catastróficas, sin duda obra de maridas. Columnas de fuego, incendios y explosiones, obra de ifritos del fuego…

El último deseo,  Andrzej Sapkowski


El ifrit es un genio de fuego menor, o, como algunos dicen, un elemental. No concede deseos, construye palacios ni enriquece a nadie, pero sirve a los magos que investigan el elemento del fuego si pueden obligarlo a ser obediente.

Bestiary_Ifrit_fullLos ifrits solo pueden ser capturados por un mago que comprenda a fondo la naturaleza de las llamas y se haya entregado por completo a aprender sus secretos. Las criaturas, con su conexión con el elemento del fuego, juzgarán al invocador y, si lo consideran digno, lo servirán lealmente.

El plano del fuego es el hogar de los ifrits. Los magos que han dominado el elemento del fuego son capaces de invocar a los ifrits y obligarlos a que los sirvan.

Atributos: Agilidad d10, Astucia d8, Espíritu d12, Fuerza d10, Vigor d12

Paso: 6; Parada: 7; Dureza: 14 (4)

Habilidades: Intimidar d10, Notar d8, Pelear d10

Capacidades especiales:

  • Armadura +4: Cuerpo de llamas
  • Debilidad (plata): Las armas de plata le causan +2 de daño
  • Puñetazo: Daño FUE+d6; puede prender en llamas a los blancos
  • Tamaño +2: Dureza +2
  • Vuelo: Los Ifrits tienen un Paso volando de 15, con una Trepada de 0
Anuncios