Esta tierra era de los dragones, las mantícoras, los grifos y los amfisbenos, los vampiros, los lobisomes y las estriges, las kikimoras, las quimeras y las cometas. Y hubo que quitarles esta tierra a trechos, cada valle, cada desfiladero, cada bosque y cada calvero. Y esto lo conseguimos gracias a la poco valorada ayuda de los brujos.

— El último deseo, Andrzej Sapkowski

werewolfLos lobisomes son criaturas con hombres y lobos en su interior. En su forma bestial, tienen los peores rasgos de ambos: el impulso de matar de los lobos y la cruel y calculadora inteligencia de los humanos. La condición de lobisome se adquiere a través de una maldición, y las transformaciones suceden sin su control consciente. Cuando regresa a su forma humana, no recuerda lo sucedido — si no fuera así, seguramente enloquecería y se suicidaría.
Los lobisomes son activos durante las noches, en especial con luna llena. Aunque cazan en solitario, pueden invocar lobos para que le ayuden si lo ven necesario. En raras ocasiones sienten la necesidad de huir, ya que no suelen encontrar enemigos que sean capaces de oponerseles. Atacan con ferocidad con garras afiladas como cuchillas y regeneran cualquier daño en meros instantes.

La maldición de un lobisome puede ser retirada en ocasiones, aunque no hay una manera universal y segura de conseguirlo. Un brujo que quiera abordar dicha tarea debe armarse con una gran cantidad de paciencia – y de una armadura resistente.

Lobisome

El lobisome es similar al hombre lobo del manual básico (página 204), con los siguientes cambios:

  • Añade Debilidad (fuego): El fuego le hacen +2 de daño
  • Reciben Regeneración Rápida
  • La transformación puede darse lugar cada noche, no sólo con luna llena
Anuncios