—¡Vaya, vaya, señor brujo! ¡Me da que beleño habéis bebido! ¿Cien marcos por matar a un gusanillo que vivía en un montón de mierda?
—Gusano o no, estarosta, devoró a ocho personas, como vos mismo afirmasteis.
—¿Personas? ¡Válgame el cielo! El monstruillo, como me informaron, se comió al viejo Recorchos, famoso porque nunca había estado sobrio, a una vieja de los arrabales y a algunos hijos del almadiero Sulirad, lo que no se descubrió enseguida porque el propio Sulirad no sabe cuántos hijos tiene, los hace demasiado deprisa para poder contarlos. ¡Vaya unas personas! Ochenta. 
—Si no hubiera matado al zeugel, dentro de poco se habría comido a alguien más importante. Al boticario, pongamos. Y ¿de dónde ibais a sacar entonces los ungüentos contra la gonorrea? Cien.

— La Espada del Destino, Andrzej Sapkowski

Los zeugel son el mejor ejemplo de un monstruo que se ha adaptado a las poblaciones humanas. Se alimentan de los deshechos de la ciudad, y así no tienen que cazar ni luchar por su subsistencia. Simplemente crecen y se hacen cada vez más peligrosos para la gente. Esto es un ejemplo de que la degradación de los entornos naturales no compensa a largo plazo. Por ello os imploro que respetéis la naturaleza.

Los zeugel pueden alcanzar un tamaño enorme, y al ser hermafroditas, se reproducen con gran facilidad. Un especimen adulto es una seria amenaza para los humanos, y muy difíciles de matar.

Atributos: Agilidad d8, Astucia d8 (A), Espíritu d10, Fuerza d12+1, Vigor d10

Paso: 4; Parada: 7; Dureza: 12 (2)

Habilidades: Nadar d10, Notar d8, Pelear d10, Sigilo d10,

Ventajas: Frenesí, Reflejos de combate

Capacidades especiales:

  • Anfibio: El zeigel puede respirar tanto aire como agua, y nada a un Paso de 10.
  • Armadura +2: Escamas gruesas
  • Grande: Tamaño +3
  • Mordisco/Garras: Daño FUE+d4
  • Visión en la penumbra: Página 197 del manual básico

 

zeugel_gra_wyobrazni

Anuncios