—La lista de seres a los que se les puede adjudicar ese crimen es bastante larga. La abre una jauría de perros asilvestrados, plaga bastante común en tiempos de guerra. No os podéis imaginar de qué son capaces los perros. La mitad de las víctimas que se adjudican a los monstruos del Caos deberían ponerse en la cuenta de jaurías de chuchos callejeros.
—¿Excluyes entonces a los monstruos?
—De ningún modo. Pudo haber sido una estrige, una arpía, un graveir, un ghul…
—¿Pero no un vampiro?
—Más bien no.

– Bautismo de fuego, Andrzej Sapkowski

La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer. No suelen llevar ropas (como mucho, harapos) y siempre están envueltas en un fétido olor.

Afortunadamente las arpías prefieren vivir en la naturaleza, en zonas rocosas en las que construir sus nidos. No obstante, lo harán no muy lejos de asentamientos humanos, ya que son cleptómanas.

Hay muchas especies de arpías, y todas son cleptómanas. Una de ellas tiene poderes con las que pueden robar los sueños o pesadillas de los humanos, en lugar de robar objetos como el resto de sus congéneres. Estas arpías encierran los sueños robados en cristales con las que crear objetos mágicos. Los magos ansían obtener estos cristales para sus experimentos, por lo que en ocasiones crían a estas arpías para que roben sueños para ellos.

Como otras criaturas aladas, las arpías atacan de manera rápida desde una gran distancia, antes de que las avisten. Una vez que dan un golpe, prefieren retirarse a un lugar seguro antes de seguir atacando.

La gran fortaleza de las arpías, aparte de sus números (suelen aparecer en grupos de 1d4+2 arpías), es su capacidad de volar. Una vez en el suelo, no son oponentes muy peligrosas.

harpy01_conceptart

Atributos: Agilidad d8, Astucia d8, Espíritu d8, Fuerza d6, Vigor d10

Paso: 6 ; Parada: 5; Dureza: 7

Habilidades: Pelear d6, Intimidar d6, Notar d6

Capacidades especiales:

  • Garras: Daño FUE+d6
  • Veneno (-1): Sus garras acumulan tal suciedad que pueden infectar la sangre de sus víctimas, contando como veneno ponzoñoso (página 131 del manual básico)
  • Visión nocturna: Sin penalización por visión en la penumbra
  • Vuelo: Las arpías tienen un paso de vuelo de 12, con una trepada de 0.
Anuncios