—Te daré algunos ejemplos —dijo Geralt al cabo de un rato de silencio—. Sacados de los últimos dos meses que he pasado a este lado del río Buina. Un día, voy a caballo, miro, y un puente. Bajo el puente hay un troll que pide dinero a todo el que pasa. A los que se niegan, les rompe un pie, y a veces los dos. Así que me voy al alcalde, cuánto me dais, le digo, por el troll éste. El alcalde se queda boquiabierto de la sorpresa. ¿Qué dices?, pregunta, ¿y quién va a arreglar el puente si no está el troll? El troll cuida del puente, lo arregla a menudo, con su propio trabajo, bien sólido, como se ve. Sale barato pagarle un peaje. Sigo entonces para adelante, miro, un doblecolas. No muy grande, unas diez varas de la cresta de la nariz a la punta de la cola. Vuela, lleva una oveja en sus garras. Voy al pueblo, pregunto, cuánto pagáis por la culebra. Los aldeanos, de rodillas, no, gritan, es el dragón favorito de la hija menor de nuestro barón, como se le caiga una sola escama de los lomos el barón arrea y le prende fuego al pueblo, y a nosotros nos saca la piel a tiras. Sigo adelante, y me va entrando cada vez más hambre. Pido trabajo por acá y por allá, claro que sí, hay, pero, ¿cuál? A éste, capturarle una náyade, al otro una ninfa, a aquél una rariesposa. Se han vuelto idiotas por completo, en las aldeas hay más putas que patatas y el tío quiere una inhumana. Otro me pide que le mate una libélula y le suministre los huesecillos de sus manos, porque molidos y añadidos a la sopa al parecer aumentan la potencia…

— Andrzej Sapkowski, El último deseo

Los trolls son humanoides gigantes, que poseen un cierto nivel de inteligencia, y son capaces de usar oraciones simples para comunicarse. Por lo general, residen en la naturaleza, pero a menudo se encuentran viviendo bajo puentes (que a menudo han sido construidos por ellos mismos) y por los que demandan peaje a los viajeros. En el pasado los brujos los perseguían (ya que muchos consumían carne humana), aunque hoy en día es habitual que la gente esté acostumbrada a tener un troll alrededor, especialmente si mantienen un puente en buen estado.

Según la leyenda, los trolls son criaturas nacidas de la tierra y su cuerpo está hecho de roca. También cuenta la leyenda que odian la luz del sol, que los mata convirtiéndolos en piedra inanimada, por lo que salen de sus escondites sólo por la noche. Pues cómo siempre, las leyendas se diferencian mucho de la realidad, que es mucho más prosaica. Los trolls son criaturas vivientes como cualquier otra, y prefieren el día a la noche porque son tan torpes que tropiezan con piedras en la oscuridad. Su piel es realmente dura como la piedra, pero debajo hay músculos y un corazón que bombea sangre. Y como sangran, pueden morir.

Los trolls son primitivos, pero capaces de sentir y razonar. Pueden hablar nuestra lengua, aunque no de manera muy fluida. Todos los trolls comparten el amor por la construcción y el alcohol. Combinan estas pasiones levantando puentes y gastando en bebidas el dinero que ganan por cobrar peajes.

Si un troll detecta a su oponente desde lejos, tratará de aplastarlo lanzando enormes rocas. Los trolls son sorprendentemente precisos al lanzar misiles, y su gruesa piel les proporciona una amplia protección contra las flechas. La bestia debe ser alcanzada lo más rápido posible, ya que son lentos en el combate cercano. No obstante, es mejor no correr riesgos innecesarios, y si es posible intentar llegar a un entendimiento con el monstruo.

Troll

Atributos: Agilidad d6, Astucia d4, Espíritu d6, Fuerza d12+1, Vigor d12+2

Carisma: -; Paso: 6; Parada: 5; Dureza: 13 (2)

Habilidades: Intimidar d8, Lanzar d8, Notar d8, Pelear d6, Rastrear d8

Capacidades especiales

  • Armadura +2: Piel gruesa
  • Mordisco: Daño FUE+d6
  • Maza: Daño FUE+d6
  • Piedras arrojadizas: Alcance 3/6/12; Daño FUE+d6
  • Regeneración rápida: Página 196 del manual básico
  • Susceptibles al veneno: Su regeneración rápido les supone una desventaja, ya que estos monstruos son muy susceptibles a los venenos – ya que llegan con mayor rapidez a todos los recovecos de su cuerpo. Tienen una penalización de -2 a las tiradas de Vigor contra los efectos de venenos
  • Tamaño +2: 5 metros de altura
Anuncios