Por supuesto que apestan. ¿Crees que se llaman demonios putrefactos porque huelen a rosas?

– Vesemir , brujo de la Escuela Lobo


Los demonios putrefactos se asemejan a cuerpos humanos en descomposición a los que les han arrancado la piel. Antes de avistarlos, su presencia es palpable debido al abrumador hedor de putrefacción que les da su nombre.

En el pasado aparecían en raras ocasiones, pero en la época actual con guerras y conflictos constantes se han convertido en una verdadera plaga, sobre todo alrededor de los campos de batalla y en las zonas afectadas por enfermedades o la hambruna. Aunque se alimentan principalmente de carroña, a veces atacan a los vivos. Por lo general se alimentan en grandes grupos y por lo tanto representan un peligro para los viajeros solitarios – especialmente teniendo en cuenta su velocidad, que iguala a la de un caballo a galope.

El cuerpo en descomposición del demonio está lleno de gases que son venenosos incluso para aquellos que, como los brujos, son inmunes a la mayoría de las otras toxinas. Estas emisiones son también altamente inflamables, lo que significa que cualquier chispa o ataque ígneo, puede provocar una explosión. Cómo los gases son inestables, cuando muere estalla en una nube de ardientes vapores nocivos.

Los demonios putrefactos salen a alimentarse cuando comienza a ponerse el sol, volviéndose mucho más agresivos.

Demonio putrefacto

Atributos: Agilidad d6, Astucia d6, Espíritu d6, Fuerza d8, Vigor d10

Carisma: -; Paso: 8; Parada: 5; Dureza: 7

Habilidades: Notar d4, Pelear d6

Capacidades especiales

  • Enfermedad: La carne putrefacta del demonio transmite una enfermedad temporal debilitante (página 127 del manual básico)
  • Garras: Daño FUE+d4; las criaturas golpeadas con éxito sufren los efectos de Enfermedad
  • Hedor: Todas las criaturas vivas en un radio de 6″ del demonio deben superar una prueba de Vigor o sufrirán un nivel de Fatiga. Saliendo del área de efecto del hedor durante un asalto, se pierde el nivel de Fatiga, aunque se debe volver a tirar si se entra de nuevo en ella. Si se obtiene un incremento en la tirada de Vigor, se es inmune al efecto del hedor durante el resto del encuentro
  • Inflamable: Explota cuando es incapacitado o recibe una herida con cualquier ataque que sea de fuego o produzca chispas. Cualquier criatura dentro de una plantilla mediana recibe 2d6 de daño. Tras la explosión, los vapores nocivos pueden envenenar a los afectados.
  • Vapores nocivos: Toda criatura afectada por la explosión de un demonio putrefacto debe realizar una tirada de vigor o será afectado por un veneno ponzoñoso. Este veneno es especialmente peligroso e ignora todo tipo de resistencias o inmunidades
  • Visión en la Penumbra: Un demonio putrefacto ignora las penalizaciones a la visibilidad por penumbras y oscuridad, pudiendo ver con normalidad excepto en
    condiciones de oscuridad completa
  • Vulnerabilidad (armas de plata): Las armas de plata les causan +2 puntos de daño por ataque
Anuncios