Tengan​ cuidado, señores, hay nekkers bajo ese puente de ahí. Si todos ustedes cruzan a la vez, sin frenar ni detenerse, no hay nada que temer. Pero si a tu carro se le rompe un eje y te quedas ahí parado… Bueno, cierren los ojos y recen a Melitele.

— Kurt Hammerbach, guardia de la ciudad en Vengerberg

Los Nekkers o Nekkras son pequeños monstruos humanoides, parientes de los anegados,  aunque viven en túneles en la tierra.

Estas criaturas primitivas son la pesadilla de las tierras salvajes – los habitantes de pueblos forestales los temen, y los animales se alejan de sus nidos. Los Nekkers son criaturas sociales, que se reúnen en algo parecido a las tribus, ya que sólo pueden a criaturas más fuertes atacando en grupo.

Cuando los nekkers se aventuran formando una partida de caza, son dirigidos por los jefes, nekkers más grandes y que marcan sus caras con arcilla roja.

La táctica básica de los nekkers es atacar en masa. Se ocultan bajo la tierra y saltan sobre su presa cuando esta se acerca. Aunque primitiva, la táctica es sorprendentemente eficaz. Un nekker solitario es inofensivo. Cinco son peligrosos. Diez pueden matar incluso a un cazador de monstruos veterano.

Nekker

Atributos: Agilidad d8, Astucia d6, Espíritu d6, Fuerza d6, Vigor d6

Carisma: -; Paso: 6; Parada: 4; Dureza: 4

Habilidades: Notar d6, Pelear d8, Sigilo d10

Capacidades especiales

  • Cavador: Página 197 del manual básico
  • Garras: Daño FUE+d4
  • Tamaño -1: Reduce su Dureza en -1
  • Visión en la Penumbra: Un nekker ignora las penalizaciones a la visibilidad por penumbras y oscuridad, permitiéndole ver con normalidad excepto en condiciones de oscuridad completa
  • Vulnerabilidad (plata): Las armas de plata les causan +2 de daño
Anuncios