Es martes, y toca recuperar publicaciones y material antiguo. En esta ocasión toca recuperar un blog de 2007 dedicado a una campaña de D&D 3.5 en el mundo de Eberron (uno de mis favoritos) usando de base Eyes of the Lich Queen.

Introducción

¿Por qué un blog dedicado a los héroes?

Este blog es el hogar de las crónicas de las andanzas de un grupo de aventureros por el universo de Eberron, una ambientación de fantasía para el juego de rol Dungeon & Dragons. No voy a explicar aquí lo que es un juego de rol, pues supongo que si te interesa el contenido de este blog, estarás, como mínimo, familiarizado con ellos. No obstante, si no es tu caso, y te pica la curiosidad, publica un comentario con tus cuestiones.

Volviendo a la pregunta original, no es que solamente se quiera dar un titulo atractivo al blog, sino que es más bien una cuestión de estilo. Mi anterior campaña (Crónicas de Ptolus) intentaba crear una historia centrada en los héroes, en su entorno, en su familia. Como partida no resulto ser mala, pero no se acercaba demasiado a lo que pretendía.

Creo que con esa partida, aunque los personajes eran bastante creíbles, viviendo en un entorno cercano para ellos, se estaban alejando del estereotipo del “héroe”.

¿Quién no ha soñado con ser el héroe de una epopeya? Salvar damiselas o inclusos reinos de peligros ignotos, visitar exóticas localizaciones de ensueño que ningún mortal había contemplado, enfrentarse a criaturas de terribles poderes cuya sola presencia atemoriza a las gentes de bien. Eso son algunos de los tópicos que han ayudado a crear la “fantasía”, un genero que te cautiva y que gracias a los juegos de rol pueden estar un poco más vivos.

Eso es lo que pretendo con esta nueva campaña. No digo que la anterior fuese mala, solo que debido a varios factores, la partida estaba perdiendo el factor “fantasía”, se estaba normalizando, convirtiendo lo que debería ser una crónica épica en una más mundana. Cierto es que existían razas no humanas, la magia, y seres fantásticos, pero el tono de la campaña estaba convirtiendo a todos esos factores en algo “rutinario”, perdiendo así su capacidad de ensalzar nuestra imaginación.

Desconozco si mis pretensiones son demasiado elevadas, pero se a ciencia cierta que estas serían las partidas que a mí me gustaría jugar, así que creo que en correspondencia debo de darles a mis jugadores lo mejor que pueda hacer.

Así que espero que compartan conmigo esta loca idea, y se dejen llevar por la fantasía, porque esto promete ser un viaje muy interesante…

e6867b679b836071b304f01b4b8ebd13

Anuncios