orcoMuy parecidos a los humanos sino fuera por las tonalidades de su piel, de un verde cetrino a un marrón pardo. Orejas puntiagudas (aunque no tanto como los elfos) y colmillos amenazadores. Los orcos representan la espina dorsal de las tribus de Malorn, a pesar de no ser tan numerosos como los goblins o tan fuertes como los minotauros. Estos humanoides fueron en su día los guerreros favoritos de Molek el Oscuro, y muchas leyendas tratan de explicar su origen: desde seres corrompidos por el mal a toda una raza abandonada por todos los dioses menos Molek. Sea cual sea la verdad, los orcos han sufrido una enorme transformación desde el Ragnarok.

En la actualidad conviven con las demás razas  humanoides de Malorn sin cuestionar sus diferencias e incluso aquellos que conviven en tierras humanas suelen mostrarse abiertos a cualquier otra raza. Eso no quiere decir que sean amables o pacíficos, pues siguen siendo una raza guerrera, si no que no prejuzgaran a alguien por su aspecto. Los orcos siguen viendo la fuerza física como una cualidad importante, aunque han aprendido a apreciar la sabiduría y la inteligencia como cualidades deseables en un líder.

Orcos

Fuerte (+2): Los orcos empiezan con d6 en Fuerza, en vez de d4

Infravisión (+1): Los orcos están adaptados a la oscuridad, e ignoran todas las penalizaciones por iluminación de penumbras y oscuridad, pero no en oscuridad total

Sensibilidad a la luz (-1): La luz solar molesta a los orcos, criaturas nocturnas por naturaleza. Sufren un penalizador de -2 en zonas iluminadas y un -1 en penumbras

Anuncios