Bueno, pues por fin entramos con las entradas dedicadas a las aventuras. No conservo un relato o descripción de todas, ya que con algunas probamos a grabarlas (un desastre por el ruido), pero es lo que hay.

También hubo entradas adicionales con ayudas de juego. Algunas las publicaré, mientras que otras no, ya sea por haber perdido relevancia o porque vinculaban a recursos online que ya no existen.

Servicios públicos 1ª parte

Jugada originalmente en Noviembre de 2006

Esta aventura es una versión libre del modulo “Urban Decay”, publicado originalmente en la revista Dungeon Magazine #138

Siguiendo las indicaciones que aparecen en la revista, la aventura se ha escalado para niveles 3, aunque he preferido no realizar todos los cambios sugeridos.

PB250022.0
Primera sesión de juego, preparando todo para empezar

Ptolus, 5º día de Bloom, 721 IA

La ciudad vive estos días de la incipiente primavera conmocionada por la polémica acerca de la huelga de trabajadores de las alcantarillas, que desde hace semanas se niegan a trabajar. De esta polémica es su máximo estandarte el folleto de noticias “El Independiente”, con sus incendiarios artículos.

Precisamente, comentando esta noticia es como encontramos a nuestros héroes, alrededor de una mesa en el “Ghostly Minstrel”, la taberna de reunión predilecta de los aventureros. Los Personajes Jugadores, se conocen con anterioridad, pues varios de ellos han trabajado juntos, o al menos con gente conocida.

He usado el recurso del conocimiento previo de los personajes para agilizar el ritmo de partida. Esto no implica que sean amigos, o que necesariamente se tengan que caer bien, por lo que el desarrollo de sus relaciones interpersonales queda a su libre albedrío.

Tras comentar lo acontecido en la ciudad, uno de los personajes jugadores decide presentarse a un anuncio en el que buscaban un aprendiz de alquimista. El lugar de la cita es un taller, el taller de Mouglad, en el Guildsman district, y que es un edificio con claros signos de haber sufrido algún tipo de accidente, posiblemente un incendio.

Tras ser recibido por el ayudante del alquimista, este le pregunta a nuestro avezado jugador sus datos, así como que clase de experiencia tiene, interesándose además acerca de sus trabajos en el campo de los humores corporales. Ante esta pregunta, el PJ responde que su experiencia es escasa, con lo que se encuentra ante la perspectiva de que no sirve para el trabajo. Ante esto, el PJ ruega que se le dé una oportunidad, por lo que finalmente el criado le da una cita para que demuestre sus capacidades ante su amo esa misma noche.

A la salida, y tras comentar el desarrollo de la entrevista, el halfling del grupo, Nibsen, recuerda que hace años se había hablado sobre la llegada de un alquimista a la ciudad procedente de la capital, un tal Mouglad. Este alquimista se había exiliado ante el rechazo por parte del resto de sus compañeros a sus trabajos, que buscaban preservar los cuerpos de los fallecidos y evitar con ello su uso para crear no-muertos. Desgraciadamente, el alquimista Mouglad falleció en el año 719, en un desafortunado accidente en su laboratorio.

Tras esto, los jugadores deciden presentarse en la sede de “El Independiente”, donde tras una breve entrevista con el propietario, reciben el nombre de una persona que conoce y que les podría poner en contacto con el gremio de poceros y cazadores de ratas. Esta persona es Mung, un semi-orco vendedor de pasteles de carne, y que tiene a un amigo, Algie, que trabaja en el gremio, y que le proporciona “las ratas más grandes y jugosas”. Mung vende sus productos principalmente en South Market y en extramuros, por lo que tras una hora de búsqueda, dan con el.

Desgraciadamente Mung no les puede contar mucho, pues su amigo está desaparecido desde hace más de una semana, por lo que no tiene noticias acerca de los motivos que pueden tener los poceros para dejar de trabajar. Eso si, les puede indicar la dirección de la sede del gremio de poceros, que está situado en las Warrens.

Cuando estaban a punto de abandonar el barrio (siendo ya cerca de las 9 de la noche), son abordados por un grupo de 5 matones, que les conminan a dejar en paz a los poceros. Tras un breve intercambio de amenazas e insultos, Berzelius, grita pidiendo ayuda a la guardia de la ciudad. Cuando esta parece que se acerca, la misma persona que ha llamado a la guardia, le da un golpe a uno de los matones. Como era de esperar, este le responde con una porra (daño atenuado). A su vez, el hechicero le responde golpeándole con una maza (daño letal).

El resultado final fue que el hechicero acabo por los suelos inconsciente (0 hp) y con 6 puntos de golpe no letales, mientras que uno de los matones estaba en el suelo también con 0 hp.

PB250028.0.jpg
Pedro, el alter ego del hechicero

Después de este intercambio de golpes (realmente algunos podrían definirlo como apaleamiento del hechicero), y viendo que el resto del grupo seguía sin querer enfrascarse en una pelea (excepto el ladrón, que estuvo muy cerca de ser abatido por el resto de los matones), deciden retirarse antes de que se presente finalmente la guardia.

 

Dado que el narrar todos lo sucedido resultaría en una entrada muy extensa, he decidido narrarlo por partes.

Anuncios