Héroes de Eberron: Dreadhold, las minas

Cómo cada quince días, una nueva entrada para recuperar una antigua.

Pero con esta entrada termina la serie de los Ojos de la Reina Lich. Hubo una última entrada, en la que expresaba mis ganas de seguir la campaña tras un parón que tuvimos.

Pero no superamos el parón. Fue más largo de lo que pensábamos, ya que un jugador se trasladó al extranjero por motivos de trabajo, y el desinterés acabó por lastrar al grupo. Así que al final cambiamos y nos pasamos a otras cosas (que coincidió con la llegada de D&D 4e).

mapa_minas.jpg

Tras un encuentro con unos piratas, deciden internarse en la famosa prisión, usando un mapa obtenido por medio de la magia.

 

 

Anuncios

Héroes de Eberron: Regalport

Cómo cada quince días, una nueva entrada para recuperar una antigua.

Tras su periplo en las junglas, y descubrir un antiguo templo, hubo una elipsis en las aventuras de los protagonistas. Un tiempo después, descubrieron que compartían una aflicción, y que debían encontrar a un antiguo miembro de su grupo…

Regalport 3

Las olas mecen suavemente las numerosas embarcaciones que pueblan la amplia bahía, que tiene como fondo una población que asciende suavemente por las colinas.

La gente se mueve pausadamente por los muelles y las calles de una ciudad que parece olvidarse de su fama de refugio de piratas. Edificios de toda clase asoman en la ciudad, desde las sedes de diversas casas comerciales, hasta burdeles y tabernas que comparten calle con templos y capillas.

No obstante, cuesta centrar la mirada en la ciudad cuando existe una forma tan imponente como el poderoso barco que convierte a los demás en meros juguetes. Un marinero cercano, al darse cuenta de vuestro ensimismamiento, os comenta que es el barco del príncipe, el Dragoneye.

 

Héroes de Eberron: Templo de Kha’Shazul

Cómo cada quince días, una nueva entrada para recuperar una antigua.

El objetivo del viaje a Q’barra es localizar un templo perdido en sus junglas, y tras descubrirlo, entregué a los jugadores una tarjeta con su descripción.

Templo Kha'sazul

La impenetrable jungla, deja paso a una imponente estructura de piedra. Sus altos muros están cubiertos por enredaderas ocultando los impresionantes grabados que decoran el exterior.

Un pórtico soportado por inmensas columnas precede a las escaleras que dan acceso al oscuro interior del templo. Nubes de vapor se escapan de los grandes ventanales a intervalos irregulares, dándole un aspecto fantasmagórico al edificio.

Héroes de Eberron: Q’barra

Tras la aventura de prólogo y su visita a Dreadhold, tocaba comenzar con la campaña. Tocaba vigilar las junglas de Q’barra, y para los jugadores preparé una tarjeta con el conocimiento general que se tiene de estas tierras.

Qbarra

Un país de colonos e idealistas, sus habitantes proceden de todos los rincones del mundo, buscando un lugar alejado de todo para mantener vivos los ideales del rey Galifar I.

Su población se encuentra dispersa en unas pocas ciudades pequeñas y unos cuantos pueblos que salpican la jungla. Q’Barra se dedica a minería de Eberron Dragonshards, siendo esta su principal actividad económica.

Las grandes Casas del Dragón apenas tienen presencia en estas tierras, destacando quizás las operaciones de minería de la casa Tharashk, a través de su Finders Guild.

Desgraciadamente, sus ideales no son compartidos por todos, dado que los habitantes originales, diversas tribus de hombres lagarto, no ven a los humanos como más que expoliadores y saqueadores.

Q'Barra 01

Héroes de Eberron: Dreadhold – El Bastión terrible

Esta localización no aparece en la campaña publicada, sino que es un añadido para enlazar con la historia de Eladryn d’Cannith, un homenaje a la historia del Hombre de la Máscara de Hierro.

Para la descripción de este temible lugar recurrí al artículo publicado en la revista Dragon Magazine #344

La prisión Dreadhold es una imponente fortaleza de piedra negra, construida en un aislado islote rocoso en los Lhazaar Principalities.

Dreadhold-104120

Construida hace ya centenares de años por los reyes de Galifar, la prisión se considera el recinto más seguro de todo Khorvaire. Actualmente se encuentra bajo la gestión de los enanos de la Casa Kundarak, que por una tasa custodia prisioneros demasiado peligrosos, pero que son demasiado importantes como para ser ejecutados.

La prisión tiene varios niveles de “confort” y seguridad, que varía según el prisionero (y los deseos de sus carceleros). Existen dos niveles que son temidos por cualquier prisionero:

  • El “nivel de sueño profundo”, donde los criminales son convertidos en estatuas de piedra y almacenados en una cámara acorazada.
  • El “nivel de las profundidades”, en las entrañas de la isla, donde los prisioneros son custodiados en total oscuridad (los enanos son capaces de ver perfectamente), donde existen celdas silenciadas mágicamente para albergar magos y otros prisioneros con capacidades arcanas.

La casa Kundarak dirige la prisión desde la caída del reino de Galifar, y aunque básicamente se trata de un negocio, solo presta servicios a las naciones reconocidas de Khorvaire (o por lo menos así lo anuncian públicamente…)

Héroes de Eberron: Surk’il

surkilSur’kil es un investigador independiente que centra sus esfuerzos en el estudio de las estrellas y del sistema planetario de Eberron.

Su trabajo es considerado en diversos grupos académicos como una excentricidad, aunque se sabe que los druidas de las Eldeen Reaches se mantienen en contacto con el.

No es que la astronomía como tal no sea respetada, solo que el campo de trabajo de Sur’kil, investigar el conocimiento que tenían las antiguas civilizaciones sobre los astros, es considerado como “poco relevante”.

Actualmente trabaja en colaboración con The Twelve, la academia de estudios arcanos de las DragonHouses.

La imagen no es exactamente la publicada en la aventura. Tuve que retocarla porque uno de los jugadores encontraba la sombra de Sur’kil “perturbadora”

Héroes de Eberron: Eladryn d’Cannith

Tras los personajes de los jugadores, vamos ahora con dos No jugadores que tendrían mucho peso durante la campaña. En primer lugar tenemos una artífice que no figuraba en la aventura original, pero que adquirirá un papel relevante con el paso del tiempo.

Eladryn d’Cannith

771ca90-wizard.jpgEladryn d’Cannith representa lo que siempre ha caracterizado a su casa, una extraordinaria maestría de la magia y una implacable ambición.

Descendiente de uno de los más reputados artífices de la casa Cannith, no fue una sorpresa que desde pequeña, la joven Eladryn demostrase poseer unas fuertes aptitudes para con lo arcano.

Gracias a la posición de su padre, Eladryn dispuso de los mejores tutores que la casa Cannith disponía, siendo además una de las estudiantes más brillantes de la Academia de los Doce. Es más, es de las pocas personas que por méritos propios fue admitida en el Arcanix de Aundair.

Una vez acabada su formación, y con la guerra en plena ebullición, fue una considerable sorpresa que rechazase varias ofertas para unirse a las fuerzas armadas de Breland, o Karnath, prefiriendo en su lugar trasladarse a Sharn para trabajar como aprendiz en los talleres de la casa.

Su aguda menta analítica, la hizo notablemente famosa en los círculos arcanos de la ciudad, aunque su carácter frío y reservado, le hizo ganar muy pocas amistades.

Fue precisamente su carácter lo que hizo que su anuncio de boda una total sorpresa. No es que no hubiese recibido ofertas de índole romántico anteriormente, al fin y al cabo, se le consideraba la “hechicera más atractiva”, pero siempre las había rechazado sin ningún miramiento.

Su matrimonio con Erram d’Cannith fue uno de los acontecimientos sociales de Sharn, debido a que su familia política pasaba por pertenecer a una de las ramas mejor colocadas de la casa Canith. Fue precisamente esta elección de esposo la que levanto muchas suspicacias, al creer que fue únicamente un movimiento de carácter político.

Tras un periodo de descanso tras la boda y el posterior nacimiento de su única hija, su carrera experimentó un ascenso meteórico, catapultándola hasta la posición de ser miembro del grupo de consejeros de Merrix d’Cannith.

No obstante, su boda no puso fin a los rumores sobre su gélida personalidad o su reservada conducta. Desde un tiempo hacia ahora se le venia asociando a un grupo de adoradores de una extraña diosa, relacionada con el culto a la muerte. Aunque no se conocen actividades delictivas a este nuevo grupo religioso, la iglesia de la Llama de Plata ha hecho diversos llamamientos a las autoridades de Sharn para que se tomen en serio a este nuevo grupo religioso y actúen en consecuencia.

Muchos consideran a Eladryn como una de las mejores artífices de la casa Cannith, quizás solo por detrás del mismísimo Merrix. De hecho, se espera que su arte y su innata capacidad den mucho de hablar en los años venideros.